miércoles, 21 de mayo de 2008

Intencionalidad


Hoy he dormido tan bien que me he levantado a las 7,00, me he planchado la camisa del uniforme, la mejor de las sonrisas y he decido poner mi intención en tener un buen día. La verdad es que ayer el día no fue muy bueno, más bien malo, y en la cama antes de dormirme pensé que quizás se debiera a que me levanté por la mañana de tan mal pie que ya puse la intencionalidad en que me fuera mal el día. A ello hay que unir que en una de las reuniones se me valoró más porque me queda bien el uniforme con tacones que por haber hecho un informe de dos días, esas cosas a veces molestan, si dicha persona se hubiera dignado a mirar el informe y después haberme dicho qué bien me sentaba el uniforme (cosa discutible!) creo que no me hubiera sentado tan mal y es que me pregunto si a un hombre le hubiera tratado igual?! Sinceramente, no creo, pero bueno bsta de gastar energías en ese hecho, la vida sigue y hoy voy a tener un buen día porque yo quiero.
Así que hoy mientras me despertaba me he parado a imaginar en lo que un buen día sería para mí, así que como eso implicaba un buen café con su espumita me he levantado, duchado, hidratado la piel (cosa importante porque sino se seca), me he puesto mi uniforme, me he mirado al espejo, me he sonreido y me he dicho a mí misma: Marisol hoy vas a tener un buen día! Y ey, qué bien sienta el café cuando tienes un buen día!

Un guiño de felicidad desde este mi rinconcito del mundo!