sábado, 19 de julio de 2008

Hacerse mayor

Ramón en su blog comenta que se hace mayor, yo con mis 29 años recién cumplidos me siento sin embargo más llena de vida que nunca, por lo que supongo que nada tiene que ver la edad sino el estado de ánimo y la perspectiva con que uno ve la vida, el mundo y sobretodo a uno mismo.
Ayer me pasé hasta las tres de la mañana en un concierto que me vino regalado del cielo, había dos grupos, una pedazo señora de 75 años que ha sido estrella de al menos 200 películas de Bollywood que sigue manteniendo una presencia abrumadora en el escenario y una voz que llena el firmamento, y el otro grupo un hombre saltarían bajito lleno de energía y una mujer con una voz prodigiosa con unos músicos a cada cual más bueno. Pedazo concierto, y creo que eran buenos pero también yo me dejé llevar, bailé sin importarme quien me mirara, a gusto, relajada, fluida, y vi a cuatro ancianos, qué sé yo pero más de 60 tendrían en el concierto disfrutando dentro de los límites de su cuerpo ya envejecido, pero seguían moviendo sus caderitas y devolviéndole al mundo una sonrisa de oreja a oreja, ahhh firmaría ahora mismo por estar así a sus años! Y es que la edad no creo que afecte pero sí el estado emocional de cada uno y la conciencia de saber dónde está uno en el momento actual. Ahora me miro al espejo y digo algo que la gente que me conoce dirá impensable en Marisol: qué 29 años más bien cumplidos.
La vida me ha dado palos y alegría pero ahora siento que a pesar de la misería del mundo, de lo puta que es la vida por mal que suene yo sigo queriendo acostarme con ella =P
Un abrazo sano, es decir, sentido no sólo desde el corazón sino también desde las tripas!