jueves, 23 de octubre de 2008

pastillas para el olvido

Hoy leyendo el periódico digital de El Mundo leo la noticia de que están investigando sobre una pastilla que puede ayudarnos a olvidar sucesos trágicos o traumáticos de nuestras vidas, borrar recuerdos y he pensado: qué triste que se destine dinero a estas cosas, a convertir a los seres humanos cada vez más en seres ideales, sin traumas, sin dolor emocional ninguno y programables y reprogramables como un simple pc.
Estoy de acuerdo sufrir por sufrir es una tontería, pero hoy por hoy pienso que en mi vida no hay nada que me gustara olvidar, porque olvidar lo malo que me pueda haber pasado es también olvidar el hecho de que sigo aquí, respirando, viviendo y que lo que me ha causado dolor no me ha matado sino todo lo contrario me ha hecho más fuerte, me ayuda a vivir mejor. Olvidar los sucesos traumáticos de mi pasado es quitarme la posibilidad de crecer, de madurar a partir de ellos e integrarlos en mi vida. Los caballos de batalla pueden ser domesticados siempre y cuando se tome conciencia de ellos. Me da escalofríos pensar que con noticias así nos acercamos cada vez más al mundo feliz de Aldous Haxley, me aterra pensar que podemos ser programados y reprogramados, aunque ya se hace hoy en día, pero en el sentido de inducirnos a creer cosas, pero ahora que exista esta patilla para el olvido, me aterra.
Sólo quiero si tengo hijos poder decirles: tendréis la libertad de sentir todas las emociones del mundo en esta vida, porque si hasta las emociones ya pueden ser elegidas que nos queda entonces a los seres humanos mas que soñar con ovejas electrónicas como los androides de Blade Runner.
Un abrazo triste pero alegre porque aún hay gente que seguimos creyendo que la cualidad más importante del ser humano es su humanidad.

3 comments:

carurota dijo...

no se...hay gente,no aqui sino en lugares con guerras que dificilmente podran superar esos traumas y cualquier cosa estaria bien para que pudiesen vivir tranquilos

sin duda alguna me impacta lo de las pastillas, lo otro es q sea tan simple y q realmente sean efectivas

Marisol dijo...

pero sinceramente tú crees que esas pastillas las están haciendo para la gente que está en paises sufriendo guerras? No creo, por eso me aterra porque quienes las promueven no creo que estén pensando precisamente en la gente desfavorecida o en riesgo.

Marisol dijo...

Me has hecho pensar!
Y es que creo que la solución para que esas personas vivieran tranquilas no es darles una pastillita para que se les pase sino hacer porque en este mundo esas situaciones sean cada vez menos frecuentes.
Además si a esas personas les das a elegir entre dormir sin oir el sonido de los morteros, ir con tranquilidad por la calle sin miedo a morir o ser violada, o una pastillita para olvidar yo creo que no escogerían la pastillita.
Es un tema complicado.