sábado, 22 de noviembre de 2008

cuota de plofismo


Me conozco, hoy me he levantado plofi, bueno vi unas fotos ayer que confirman algo que me da la razón, frustración, enfado y me he sentido engañada, y luego plof!
Pero como ya me voy pillando el tranquillo al despertarme y notar ese punto de infravaloración, de aish que lo peor que soy, de no perdonarme no haber visto cosas, de tragarme carros y carretas, pues he dicho basta! no me permito ni un minuto de autoflagelación emocional, el látigo lo guardé ya hace tiempo y no voy a sacarlo ahora para fustigarme, así que como mucho me permito estar máximo 10 minutos plof y luego me restriego los ojos si he llorado y a seguir sonriendo que mi vida en estos momentos está llena de cosas maravillosas que demuestran que el amor y la felicidad están siempre esperando a la vuelta de la esquina si afinas la mirada y coges la oportunidad.
Me he puesto las pilas y aspiradora en mano he combatido el polvo y la suciedad y ahora sentada a gusto en mi despachito os escribo, me comunico, gracias a Pablo por esos besitos antiplofi, por abrirme siempre las puertas de su casa y su amistad, con amigos así y como vosotros incluso 10 minutos plof me parecen ya demasiados.
Atrás queda el pasado, ahora en el presente calidez que me ancla a mi centro, y así centrada, aceptando la responsabilidad de haber abierto la boca y haber tragado me doy cuenta que ya hace tiempo que digerí esa indigestión emocional y ahora aquí delante del ordenador se encuentra una mujer que no está dispuesta a basar su autoestima en los demás. Soy quién decido ser independientemente de las personas que me rodeen, pero dejadme que os diga amig@s míos y Álvaro que me alegro que estéis a mi lado.

Un abrazo con los ojos y la cara limpia.