lunes, 9 de febrero de 2009

El gusto por las cosas artesanales

En este mundo digitalizado y cada vez más electrónico y a veces rayando lo artificial, donde los limpiaparabrisas de tu coche tienen un sensor que hace que se enciendan solos, cosas desechables y platos precocinados, da gusto encontrarse con gente que apuesta por la belleza imperfecta de lo artesanal como pueden ser los millones de artistas que venden sus productos en Etsy, Dawanda o Folksy, o esas panaderías de barrio que no despachos de pan donde los hornos se encienden a las 5 de la mañana para que el pan llegue recién hecho a las estanterías cuando lo compras con esa molla tierna que no esponjosa que llena la boca y el estómago. Bien este gusto también lo tiene gente de la industria del cine como por ejemplo el equipo que ha creado la preciosa y delicada película Coraline, basada en un libro del magnífico Neil Gaiman! o la gente de creo que Daedalic Entertainment que han creado lo que tiene pinta de ser una buena aventura gráfica de las de toda la vida, creada con escenarios pintados a mano que tiene de nombre The Whispered World
Y creedme a estas alturas encontrar estos pequeños tesoros me encanta, y los espero con ansía!

Un abracito con todos los detalles del mundo mundial!