viernes, 1 de octubre de 2010

Tribulaciones de una trabajadora

En momentos como éste me pregunto:

¿Qué hago un viernes por la tarde comiéndome un bocadillo de sardinas en la oficina con al menos mas de dos horas de trabajo por delante?

Y la respuesta es sencilla, no, y digo NO, se debe uno confiar en la tecnología, es preciosa, es cómoda pero a veces te mete unas patadas en la espinilla que te deja tiesa. Éso me pasó a mí el jueves cuando al insertar mi maravilloso usb en el ordenador de la oficina al ir a abrir los archivos, tachán!!!! error, error, error, y los datos están corruptos!!

Mi cara ésta: O_O
Así que en pocas palabras esa es la sencilla razón por la que ahora en vez de apagar el ordenador e irme a Cuenca me encuentro en mi mesa de despacho comiéndome un bocadillo de sardinas, y porque básicamente no había nada más en la oficina que pan y la dicho lata.

Abrazos cautelosos

1 comments:

carurota dijo...

suele pasar...menos mal que aunq te fastidio el find x lo menos tuvo arreglo.en fins x lo menos ha servido para q escribas en tu blog que lo tienes abandonado al pobre :P