sábado, 15 de agosto de 2015

Salenting

Dícese de la acción de viajar al Salento con dos amigos en pleno agosto.
Y aqui me encuentro, 3:38 de la madrugada escribiendo un post antes de coger un avión a la zona italiana del Salento.
Para mi viajar a un nuevo destino es como retornar a la niñez a esa sensación de vivir y sentir que todo es la primera vez. El primer expressino, la primera frisela... Cómo será el aire en Salento? Y la puesta de sol? Y los colores del mar?
Emoción, intriga, dolor de barriga como decìamos antes.
Y es lo que tiene el viajar, que no duermo bien la noche de antes, que miles de hormigas recorren mi estómago, que me entra el ay ay ay que será, qué nuevo es todo... Pero una vez alli en el aeropuerto, viendo un pastel de nata hecho de nubes, Barcelona empequeñecer desde el aire que todo toma nueva vida y la aventura comienza y entonces, es ponerme el sombrero de Indiana Jones, pamela para mi me van a permitir ustedes, y alla voy! hacia el infinito y una playa mas.
Adios Barcelona, Ciao Salento...
Y a ti que te quedas gracias por todo, por estar ahi al pie del cañon mientras el terremoto Marisunny estallaba en la previa antes de vacaciones sin ti estos días no serían posibles, a ti, a vosotros, al gataccio Kumo gracias por todo!

1 comments:

marita dijo...

Me encanta !!! Solo recuerda que lo mas importante en este viaje es : disfrutar y desconectar!!! Nos vemos cuando regreses !!!😉😉😉😉